viernes, 10 de noviembre de 2017

Berenjenas rellenas veganas


Ayer me llevé un chasco enorme.
Me habían regalado un curso de cocina en una de las muchas escuelas que existen en Barcelona. En este caso es una escuela que lleva funcionando poco mas de un año y que, la verdad, tenía buena pinta.
El curso lo podía escoger yo y como una de mis asignaturas pendientes es hacer sushi (del bueno) en casa, me apunté al de cocina japonesa, especial sushi. El anuncio hablaba de 2,5h de duración y después cena de lo cocinado con los compañeros. ¿Que esperas de un curso de sushi? Llamadme rara, pero yo espero que me enseñen a preparar el arroz, a cortar bien el pescado (fundamental para comer un buen sushi) y a preparar diferentes tipos de makis, nigiris, temakis, etc...

Bien, pues aprendí a cocinar el arroz. Y ya está. 
Una desilusión total. Solo enrollamos tres makis (yo mas o menos sabía porque había practicado en casa) y ni rastro de pescado. Todos los ingredientes del "relleno" del sushi ya los tenían preparados y en su mayoría eran vegetales. Además el curso duró una hora y cuarto... Total, una gran desilusión. Desde luego, a mi no me vuelven a ver por allí. 
Da mucha rabia que pagues por algo, que además te venden super bien en su web, y que después no sea lo esperado (ni lo que anuncian) 

Vamos con la receta de hoy. Otra de mis incursiones en el mundo vegetariano. Es una berenjena rellena solo con verduras y espelta. Y lo de encima, no es queso en polvo, aunque lo parezca. :-)

INGREDIENTES (para 4 personas)
2 berenjenas hermosas
50g de espelta
6 setas shiitake
1 zanahoria
Media rama de apio
1 cebolla
1 diente de ajo
20g de harina de arroz
400ml de bebida de avena (o soja)
Levadura nutricional
Pimienta negra molida
sal
AOVE

ELABORACION
Empezaremos cocinando las berenjenas en el horno. Lo pre calentaremos a 180º
Para ello las partimos por la mitad a lo largo, les hacemos unos cortes en la pulpa, sin llegar a cortar la piel y las regamos con un hilito de aceite de oliva virgen extra. Las cocinamos durante 30 minutos mas o menos. Las sacamos, les retiramos la carne con cuidado de no romperlas y las reservamos.

Mientras se hornean las berenjenas,  cocemos la espelta. Para ello la ponemos en un cazo con unos 200ml de agua y la cocemos a fuego medio durante unos 20 minutos. Reservamos.

Picamos el resto de las verduras muy pequeñitas y las salteamos en una sarten con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando empiecen a estar blanditas, añadimos la carne de las berenjenas bien picada y la espelta cocida. Lo salteamos todo junto. Añadimos la harina de arroz, dejamos que se tueste un par de minutos y entonces regamos con la bebida de avena (o soja). Dejamos que haga chup-chup unos 5 minutos para que espese y amalgame todo el conjunto. Rectificamos entonces de sal y añadimos un poco de pimienta negra molida al gusto.

Rellenamos las berenjenas con la mezcla y espolvoreamos un poquito de levadura nutricional, que tiene un gusto riquísimo a queso. Ya podemos comer!!!



viernes, 3 de noviembre de 2017

Ensalada de quinoa, calabacin y parmesano



Hace mucho que no pasaba por aquí, casi cuatro meses!!!... y aunque me he acordado mucho de mi querido blog, he necesitado ese tiempo para mi. Nunca sabes como te van a afectar las "cosas de la vida" hasta que te enfrentas a ellas.
No diré que he estado "deprimida" porque no ha sido así, pero si que he necesitado el mundo real, el calor de la familia y los amigos, y sobre todo el no pensar. Mantener un blog requiere un cierto esfuerzo de planificación, de trabajo y sobre todo de pasión. Si algo de esto falta o falla es mejor dejarlo. O como en mi caso, aparcarlo. Durante un tiempo.
Aún no estoy al 100%, pero si que quiero, aunque sea a menor ritmo, recuperar mi espacio en el mundo virtual. Ya me empieza a picar otra vez el gusanillo de buscar recetas, cocinar, probar cosas nuevas...

Y hablando de cosas nuevas. Estoy cambiando, gradualmente, mi alimentación. Ya lo había hecho un poco anteriormente, pero cada vez más quiero dejar de consumir proteína animal, especialmente carne, y consumir alternativas vegetales. Estoy informándome, leyendo, probando, así que espero traer recetas "vegetarianas" o incluso "veganas" muy pronto. Aunque al resto de mi familia me está costando convencerlos, así que seguiremos cocinando para ellos!.

La receta de hoy es muy, muy fácil de preparar. Pero muy rica, muy sana e ideal como cena. Se que ahora empiezan a apetecer platos mas "calentitos", pero en casa una buena ensalada es siempre bienvenida. Vamos a ello!!.


INGREDIENTES (para 2 personas)
100g de quinoa blanca
Un calabacin pequeño
Un cuarto de cebolla roja
Unas hojas de espinacas baby
30g de parmesano
sal
Un poco de zumo de limón
AOVE

ELABORACION
Cortamos la cebolla bien fina y la cubrimos con sal y agua para quitarle un poco la fuerza. La dejamos al menos media hora.
Lavamos la quínoa con ayuda de un colador. Ponemos 200ml de agua con una pizca de sal a hervir. Cuando rompa el hervor, añadimos la quínoa y cocemos a fuego medio durante 10 minutos. Apagamos, tapamos y dejamos reposar 5 minutos más. Destapamos y reservamos.

Cortamos el calabacin a dados. Lo aliñamos ligeramente con zumo de limón. 

Para montar la ensalada, mezclamos la quinoa con el calabacin, la cebolla escurrida y las hojas de espinacas. Rectificamos de sal, aliñamos con aceite de oliva virgen extra y decoramos con parmesano rallado.





viernes, 7 de julio de 2017

Ensalada de espárragos, brocoli y salmón



El verano parece que nos ha dado una tregua con el calor. Yo firmaba ya para que siguiera así hasta Octubre!!! Días cálidos que invitan a salir y a disfrutar y noches más frescas que permiten dormir. 

Los niños están en plenas vacaciones y aunque nosotros tenemos que trabajar, intentamos aprovechar las tardes con ellos para ir al cine, a la piscina, preparar barbacoas en casa.... Pequeñas cosas especiales que durante el año no podemos hacer. 
Aun nos quedan unas semanas para empezar las tan ansiadas vacaciones de verano, pero ya las vemos más cerca...

Y las comidas continúan siendo sencillas pero ricas. Las ensaladas son una de las protagonistas del verano, pero no todas son frías. Esta ensalada templada que os traigo hoy es ideal para una cena en familia, mientras hablas de las cosas que vamos a ver o hacer cuando todos tengamos vacaciones....

Además vamos a aprovechar una de las partes del brocoli que normalmente no se usan, el tronco. 



INGREDIENTES
Espárragos verdes
Brocoli (el tronco)
Cebolleta
Salmón ahumado
Huevas de salmón 
Mostaza
Eneldo
AOVE
Sal

ELABORACIÓN
Pelamos ligeramente el tronco del brocoli y con la ayuda de un espiralizador formamos unos "fideos". Si no tenéis este aparato, lo cortáis en juliana fina. 
Quitamos la parte más dura del espárrago y cortamos el resto en rodajitas finas. 
En una sarten con un poquito de aceite de oliva virgen extra salteamos los espárragos. Cuando casi estén, añadimos los "fideos" de brocoli también. Salamos ligeramente. 

Para montar la ensalada, ponemos la mezcla de brocoli y espárragos salteados en el plato. Añadimos un poquito de cebolleta picada en juliana fina. Distribuimos por encima el salmón ahumado y las huevas de salmón. 

Picamos finamente el eneldo, añadimos un par de cucharadas de mostaza y el doble de aceite. Batimos bien y aliñamos la ensalada con la mezcla. 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...